728 x 90
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+

Conoce el Ojo de Dios, fuerte protección de la cultura Huichola

Conoce el Ojo de Dios, fuerte protección de la cultura Huichola

El Ojo de Dios Huichol es un fuerte amuleto de protección que encierra su milenaria cosmovisión.

FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+

La semana pasada estuve en una gira de trabajo y tuve la fortuna de visitar Nayarit. Durante mis días de vista conocí a los Huicholes y aprendí la trascendente forma en que ven el mundo.

Este viaje me llevó al encuentro con un antiguo y poderoso símbolo huichol: Los Ojos de Dios. Símbolo de poder y protección que ayuda a ver y entender lo desconocido.

Este símbolo se base en la leyenda de Kauyuma’li, Dios que dio forma al mundo, pudo ver todo lo que estaba dentro de la Tierra y todo lo que estaba por encima de la Tierra. Por tanto, los Ojos de Dios, nos permiten ver las cosas en su fondo y forma.

En su estructura hacen referencia a los cinco puntos cardinales: norte, sur, este, oeste y el centro. Este último es el punto de partida del todo. Es la razón, por la que es un conjunto de cinco rombos a base de cruces de madera que se tejen con vistosos y múltiples colores.

Cómo artesanía, los ojos de Dios se elaboran tomando en cuenta colores con significados específicos y se bordan de acuerdo a las peticiones a realizar.

Es una de las artesanías más típicas de los Huicholes y en la tradición, el padre o la madre es quien hace el símbolo de protección a su hijo.

Cuando un niño Huichol cumple un año, los padres lo presentan en el templo o Kalihuey, y llevan como ofrenda un Ojo de Dios formado de un rombo. Así, cada año se agrega un rombo al Ojo de Dios hasta completar cinco. A partir de los cinco años, el niño podrá llevar por sí solo las ofrendas al templo.

Es justo en esa edad, cuando padre e hijo, arrojan su Ojo de Dios al mar, agradeciendo la protección recibida durante sus primeros cinco años de vida.

Esto lo hace un símbolo con sentido ceremonial, sin embrago, también son creados como una protección para la vida cotidiana como amuletos.

Se pueden fabricar ajustados a las necesidades de cada persona, ya que cada color tienen un significado y hacen referencia a lugares sagrados para la cultura huichola:

1. El negro es vida, es el color de “Tatei Aramara” (Océano Pacífico) donde vive la gran serpiente devoradora de hombres.

2. El azul es el color de la lluvia y el agua simbolizando a “Rapawiyene” y la laguna de Chapala.

3. El blanco está asociado con las nubes, por lo cual los Huicholes colocan pedacitos de algodón en las jícaras para pedir la lluvia, también lo relacionan con el cambio y la muerte.

4. El rojo significa la vida de Dios en el oriente, la zona de “Parierekua”, residencia del “Dios Peyote”.

5. El morado es la vida del hombre.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

Cancel reply