728 x 90
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+

Ghee: el oro líquido de la tradición hindú

Ghee: el oro líquido de la tradición hindú

El Ghee, o mantequilla clarificada, es conocido como el “oro líquido” en la India por sus importantes propiedades terapéuticas.

FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+

Existe la regla no escrita de eliminar los alimentos que contienen grasa de nuestra dieta, este alimento es la excepción a esa regla.

Es una alternativa saludable a la mantequilla convencional y la margarina. Aporta un valor nutricional a nuestros platillos, funciona perfecto con los vegetales y también para freír alimentos en conjunto con un aceite de calidad, como el de semilla de aguacate. En algunos lugares de la India también es utilizado para elaborar diferentes tipos de pan y preparar palomitas de sorgo o maíz.

El Ghee hace a un alimento mucho más digestivo y le añade una gran cantidad de propiedades medicinales.

Se obtiene a partir del proceso de eliminación de la proteína de la mantequilla. La misma se derrite en una olla y en el proceso de ebullición es eliminada en forma de espuma. El resto de la mantequilla es procesada y posteriormente conservada. Tras este tratamiento, la mantequilla se clarifica y puede durar hasta un año.

El ghee posee gran cantidad de beneficios para el cuerpo en general, pero sus principales características lo convierten en un producto muy propicio para la dieta de quienes practican deporte o actividad física con frecuencia.

Sus propiedades se asocian principalmente a la prevención del cáncer y enfermedades cardíacas, ya que posee importantes aceites monoinsaturados que no aumentan el colesterol. Además contiene antioxidantes (barredores de radicales libres), y minerales como el calcio y vitaminas A, D, E Y K.

Cualidades del Ghee

Fácil absorción: Ghee puede funcionar como vehículo para aceites esenciales. Además de potenciar la eficacia de las hierbas, asegura la entrega de sus propiedades al interior de las células.

Digestión: Es el mejor combustible para el fuego corporal que promueve la digestión. Equilibra el exceso de ácido en el estómago y repara su revestimiento.

Mente: La medicina Ayurveda asegura que puede ayudar a incrementar la inteligencia y a mejorar la memoria, además acondiciona nuestra mente para llegar con facilidad al estado óptimo para la meditación.

Antioxidante: Elimina los radicales libres, proporciona fuerza y embellece la piel. Por esta razón en la India es utilizado en masajes corporales y lo aplican de forma tópica en quemaduras leves y erupciones en la piel.

Sanación: Muy eficaz para evitar ampollas y cicatrices causadas por quemaduras leves con fuego o productos químicos. Es un auxiliar en la cicatrización externa e interna. Por tanto, se obtienen resultados favorables en el caso de gastritis y úlceras.

El Ghee en la cocina

Puede usarse de la misma manera que se utiliza una mantequilla convencional. Tiene buen aroma y un intenso sabor. Una pequeña porción de Ghee será suficiente para agregar sabor a los alimentos y tiene una gran tolerancia al calor, lo que lo hace un aceite difícil de quemar.

Recomendaciones de uso

Belleza: Usa el Ghee como crema hidratante facial y labial. Alimenta y suaviza la piel dejando una textura suave y llena de luz. También puede utilizarse como crema nocturna para el contorno de los ojos, elimina los efectos de cansancio y atenúa las ojeras.

Baño: Mezcla con con unas gotas de aceites esenciales y agrégalo a tu tina de baño. Como resultado tendrás un baño relajante y una piel brillante.

Digestión: Toma una cucharada cafetera de Ghee en ayunas seguido por 250 ml de agua tibia. Esto promoverá un inmediato tránsito intestinal, la lubricación de los intestinos y facilita la evacuación.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

Cancel reply