728 x 90
FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+

Aceite esencial destacado: Lavanda

Aceite esencial destacado: Lavanda

El aceite esencial de Lavanda se ha convertido en el aceite indispensable número uno en cualquier colección de aceites esenciales.

FacebookTwitterPinterestLinkedInGoogle+
Facebook<img src="https://i0 achat viagra livraison rapide.wp.com/stellum.org/stellum2016/wp-content/plugins/add-to-any/icons/twitter.png?resize=16%2C16″ alt=”Twitter” data-recalc-dims=”1″/>PinterestWhatsApp

Los beneficios de la lavanda cubren un amplio espectro de padecimientos—de lo físico a lo emocional, de lo mental a lo espiritual.

Ya sea que ya poseas el aceite esencial de lavanda o que estés considerando comenzar tu colección personal o añadirlo, aquí va algo de información sobre este absolutamente necesario aceite.

De dónde viene

La planta de lavanda tiene un tallo corto, hojas angostas, y un copete morado azulado o flores de color lavanda que se encuentran al final de muchas ramas esbeltas. Estas plantas pasan por un proceso de destilación, durante el cual el aceite esencial puro es creado.

La lavanda es en realidad un miembro de la familia de la menta, y viene de la palabra en latín lavare, que significa “bañar, lavar.” Hay alrededor de 20 especies distintas de esta planta, pero los Bare Oils sólo usan la especie de Lavanda angustifolia, la cual es comúnmente conocida como Lavanda Inglesa, y es la especie más ideal para uso en la aromaterapia.

Beneficios

La Lavanda ha sido usada para una variedad de propósitos desde la historia antigua. Un naturalista griego antiguo pregonaba sus propiedades medicinales. Los egipcios antiguos lo usaban como perfume e incienso. En los tiempos medievales, era usada como una hierba del amor, como desinfectante, como desodorante, y a menudo era esparcida por el suelo de los castillos. Otros usos han incluido domar animales de circo, repeler insectos, saborizante culinario, y usos medicinales tales como dolores de cabeza, nerviosismo, dolor, salud de la piel, y alivio digestivo.

El tiempo ha demostrado que la lavanda se ha convertido en una de las plantas más versátiles, con sus usos siendo aromáticos, carminativos, antiespasmódicos, expectorantes, estimulantes, cosméticos, culinarios, decorativos, medicinales, antibacterianos, y antisépticos.

Sin embargo, es de los más codiciada y ampliamente buscada por sus propósitos tranquilizantes y relajantes.

Usos

El aceite esencial de Lavanda es uno de los pocos aceites que pueden ser usados puros, lo que significa que puede ser aplicado directamente en la piel sin ser diluido primero. Se combina fácilmente con otros aceites creando mezclas terapéuticas, y puede ser usado con moderación para cocinar y hornear.

FacebookTwitterPinterestWhatsApp
Stellum
Stellum
ADMINISTRATOR
PROFILE

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked with *

Cancel reply